Skip to the page content
Girl with megaphone

El Fondo de resiliencia

En cada rincón del mundo hay activistas feministas valientes que trabajando en conjunto construyen poder colectivo; demandan justicia; crean, sostienen o reviven formas de vivir que son justas y equitativas. El Fondo Resiliencia fue creado en 2021 como parte de nuestro marco estratégico 2021-2030 Nos movemos juntxs. Es nuestro programa de subvenciones más grande y busca garantizar que el activismo feminista colectivo de mujeres, niñas, personas trans e intersex cuente con recursos, apoyo y conexiones.

Activismo colectivo, liderado por sus protagonistas

Mama Cash sabe que el cambio duradero resulta del activismo colectivo de personas que expresan sus propios intereses y necesidades, exigiendo sus derechos a partir de las experiencias que han vivido. El Fondo Resiliencia apoya a grupos, iniciativas, colectivos y organizaciones feministas, así como a fondos de mujeres, creados, liderados y gestionados por personas de las comunidades cuyos derechos procuran hacer avanzar.

Las copartes del Fondo Resiliencia abordan los temas que ellxs mismxs consideran importantes, desde la integridad corporal hasta salarios dignos y condiciones de trabajo seguras y respetuosas, la justicia climática o la construcción de la paz. Estxs activistas promueven sus agendas y vinculan entre sí distintas temáticas y ubicaciones geográficas, fortaleciendo al movimiento feminista y a otros movimientos por la justicia social.

Apoyo flexible y a largo plazo

Mama Cash sabe que la construcción de movimientos y los cambios sustantivos, estructurales, necesitan tiempo. Contar con fondos sin restricciones y por varios años es fundamental para garantizar que los grupos puedan organizarse y aprovechar oportunidades o cambios importantes que se dan en su contexto, y responder a ellos.

El Fondo Resiliencia otorga subvenciones flexibles, institucionales, dándole libertad a las organizaciones copartes para que usen esos recursos según su propia visión, estrategias y análisis de los contextos a los que se enfrentan. Las subvenciones que se dan por primera vez son por un año, con la intención de renovarlas por varios años más y es habitual que Mama Cash apoye a estas copartes por un período que puede extenderse hasta los diez años.

También sabemos que el activismo feminista, sobre todo cuando tiene lugar en contextos represivos, asume formas muy diferentes. Los movimientos poderosos, especialmente los que enfrentan temas poco abordados o controvertidos, suelen comenzar en pequeña escala. Nuestra propia historia se remonta a una conversación entre cinco feministas sentadas a la mesa de una cocina. El Fondo Resiliencia prioriza grupos más pequeños y emergentes que están realizando un trabajo fundamental pero tienen acceso limitado a financiamientos. Además de organizaciones formales, también estamos dispuestxs a apoyar grupos activistas informales o que no tengan registro legal, además de redes y coaliciones. Las subvenciones del Fondo Resiliencia tienen distintos tamaños que por lo general oscilan entre los €5000 y los €50 000 por año. La subvención promedio es de €35 000. (Aquí pueden leer más sobre lo que apoyamos y nuestro proceso de aplicación)

Acompañamiento

Además de financiamiento, Mama Cash proporciona acompañamiento a todas las organizaciones copartes, apoyándolas para que se fortalezcan y tengan un mayor poder según su propia visión. El acompañamiento puede incluir recursos financieros y de otras clases para que desarrollen sus habilidades, conocimientos y redes. Al brindar acompañamiento tomamos en cuenta las necesidades y planes organizacionales específicos y definidos por las copartes.

Por ejemplo: Mama Cash acompaña en forma individual a grupos que necesitan fortalecerse organizacionalmente en áreas como la planificación estratégica o sus necesidades de seguridad integral, o durante una transición de liderazgo. También brindamos acompañamiento a grupos para que participen en cohortes temáticas con otras copartes. El acompañamiento puede incluir apoyo para resolver necesidades de financiamiento, información sobre oportunidades y presentarles a nuevxs financiadorxs. Por último, apoyamos a los grupos para que se conecten y colaboren con otros, por ejemplo organizando o participando en reuniones para conocerse y pensar estrategias en conjunto. El objetivo de nuestro acompañamiento es garantizar que las organizaciones copartes estén mejor equipadas para alcanzar sus metas, cumplir con sus misiones y generar los cambios que quieren ver en el mundo.

Lxs activistas deciden mediante la concesión participativa de subvenciones

En 2021 presentamos nuestro enfoque participativo de la concesión de subvenciones y del acompañamiento, producto de la convicción de que cuando compartimos el poder con lxs activistas que apoyamos somos más sabixs y más fuertes. Queremos rendir cuentas y ser transparentes ante los movimientos de los que formamos parte.

El proceso de concesión de subvenciones refleja nuestros valores. Reconocemos a lxs activistas feministas como expertxs en sus propios contextos y realidades. Son ellxs quienes directamente perciben las oportunidades y las brechas. Son quienes mejor conocen las necesidades y prioridades de sus movimientos. Lxs activistas y personas que integran las comunidades que queremos apoyar son quienes mejor pueden decidir acerca de quiénes recibirán nuestras subvenciones y por qué montos.

Con ese fin y como parte del proceso de aplicación, invitamos a quienes se postulen para el Fondo Resiliencia a darnos su opinión y su consejo sobre qué temas deberíamos priorizar. El Comité Comunitario (COM COM), un grupo de activistas responsables de decidir acerca de las nuevas donaciones del Fondo Resiliencia mediante un proceso guiado por el personal de Mama Cash, tendrá en cuenta esas opiniones. Quienes integran el COM COM forman parte de una diversidad de movimientos feministas en todo el mundo y traen al proceso de toma de decisiones una variedad de trayectorias, ubicaciones geográficas, experiencia y conocimientos temáticos, idiomas, identidades de género y orientaciones sexuales.

 

Para Mama Cash, la concesión participativa de subvenciones es un proceso en construcción permanente y nos interesa mucho aprender, probar y desarrollar nuestras prácticas a medida que seguimos avanzando.