29 de marzo de 2018

¿Qué hay detrás de un nombre?

En 2017, nuestras cuatro Asociadas de Programas Regionales reflexionaron sobre la manera en la que Mama Cash nombra a las diferentes regiones en las que trabajan nuestras copartes. Al fin y al cabo, si es cierto que la historia la cuentan los vencedores, estos “vencedores” (a menudo, poderes coloniales) también tienen el poder de dar nombre a las cosas. 

En lugar de seguir reproduciendo una determinada versión de la historia, queremos utilizar nombres regionales que sean liberadores y precisos a nuestra copartes. Nombres que reflejen cómo las comunidades de esas regiones se identifican y se refieren a sí mismas, y no cómo las han identificado los demás. 

Como resultado de este proceso, proponemos los siguientes nombres regionales: Africa y Oeste de Asia; Este, Sud y Sudeste de Asia y Oceanía; Europa, Asia Central y Asia Septentrional; América Latina y el Caribe. 

Cada una de nuestras asociadas de programas regionales explica cómo y por qué eligieron estos nuevos nombres. 

Regiones

Africa y Oeste de Asia

Programme Associate Refilwe MoahiEscrito por Sanne Rezk. Refilwe Moahi – Asociada de Programas para Africa and West Asia. Puedes contactarla via: africawestasia@mamacash.org

A fin de reconocer una historia compartida que ha derivado en similitudes en la cultura, la tradición, las realidades políticas y la resistencia ante la opresión, y, al mismo tiempo, para renunciar a términos coloniales, proponemos nombrar esta región África y Asia Occidental, por dos motivos principales.

En primer lugar, nos referimos a África como una entidad única y unificada para desterrar la práctica colonial y racista de separar y nombrar el norte de África como una zona independiente “racialmente superior” al África “subsahariana”. Esta división es un legado del orientalismo y una visión eurocéntrica, por la cual las personas de piel más clara que viven en el norte de África se consideran más avanzadas y civilizadas que las personas de piel más oscura que viven en el resto del continente. 

Además, si bien es cierto que los pueblos de la región septentrional de África tienen mucho en común con los pueblos de Asia Occidental, también mantienen vínculos geográficos, culturales e históricos con el resto del continente africano. Otros factores que unifican el continente son la religión —tanto el islam como el cristianismo son religiones predominantes— y una historia colonial compartida que ha conducido a una división arbitraria y a la creación de países y sus subsiguientes luchas por la independencia. 

En segundo lugar, proponemos referirnos a Baréin, Iraq, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Omán, Palestina, Catar, Arabia Saudí, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Yemen como Asia Occidental. El término Oriente Medio, utilizado por primera vez en el siglo XIX por los británicos para lo que hasta entonces se había llamado Oriente Próximo, refleja una visión del mundo eurocéntrica según la cual los países europeos se consideraban política, económica, militar e intelectualmente superiores. 

Como es natural, muchos grupos étnicos viven en regiones que trascienden las fronteras nacionales contemporáneas; esto es algo que Asia Occidental tiene en común con todo el continente africano. Muchos de estos grupos étnicos comparten la historia de lucha por un estado independiente, por lo que, al referirse a África como una única entidad unificada y dejando de utilizar el término Oriente Medio, Mama Cash abandona la visión centrada en Europa.

 1. Para obtener más información sobre la ideología colonialista y racista subyacente a esta división, se pueden consultar los enlaces siguientes: http://www.pambazuka.net/en/category.php/features/79215; http://www.jstor.org/stable/4006476?seq=1#page_scan_tab_contents; 

http://science.jrank.org/pages/8199/Africa-Idea-Racialization-Africa.html 

 2. El orientalismo es un modo de percepción que imagina, realza, exagera y distorsiona las diferencias entre los pueblos y las culturas asiáticas y árabes en comparación con aquellas de Europa y los Estados Unidos. A menudo implica percibir las culturas asiáticas y árabes como exóticas, atrasadas, poco civilizadas, y, en ocasiones, peligrosas. Edward W. Said, autor del libro Orientalismo, definió el concepto como la aceptación del mundo occidental de “la diferencia básica entre Oriente y Occidente como punto de partida para elaborar teorías, epopeyas, novelas, descripciones sociales e informes políticos relacionados con Oriente, sus gentes, sus costumbres, su 'mentalidad', su destino, etc.”. Traducido de http://www.arabstereotypes.org/why-stereotypes/what-orientalism 

Lectura adicional sobre el orientalismo:

https://www.khanacademy.org/humanities/becoming-modern/intro-becoming-modern/a/orientalism 

http://reappropriate.co/2014/04/what-is-orientalism-and-how-is-it-also-racism/ 

 

 

Este, Sud y Sudeste de Asia y Oceanía

Saartje BaesEscrito por Sarah Baes – Asociada de Programas para East, South & Southeast Asia and Oceania. Puedes contactarla via asiaoceania@mamacash.org.

Más de la mitad de la población mundial vive en Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático y Oceanía. Como reconocimiento a la diversidad de la enorme extensión designada convencionalmente como Asia y el Pacífico o Asia y Oceanía, proponemos nombrar explícitamente las diferentes subregiones asiáticas y utilizar Oceanía en lugar de Pacífico para clarificar. 

En primer lugar, al hacer referencia a las subregiones específicas, valoramos la diversidad lingüística, cultural y política como una característica distintiva de la región asiática. Al nombrar explícitamente las subregiones de Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático reconocemos diversos puntos en común en el seno de cada subregión, como, por ejemplo, una historia colonial compartida —con una interacción entre los movimientos de liberación y descolonización—, e instamos a poner fin a la influencia y la colonización por parte de la Europa occidental. Hemos decidido agrupar las subregiones Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático, dado que están vinculadas culturalmente por sucesos históricos recientes que las diferencian significativamente de Asia Central, Asia Septentrional o Asia Occidental.

En segundo lugar, nos inclinamos por el nombre de Oceanía en lugar de Pacífico para referirnos a la región geográfica que comprende las islas de Melanesia, Micronesia, Polinesia y Zelandia y el continente australiano. Es habitual que los términos Oceanía y Pacífico sean utilizados indistintamente, también por feministas de la región. Proponemos Oceanía por ser un término menos ambiguo en comparación con el más generalista Pacífico. Pacífico puede resultar confuso ya que tiene varios significados. En ocasiones Pacífico hace referencia a la misma región que Oceanía, como se ha explicado antes. En otros usos, Pacífico incluye muchas otras islas ubicadas dentro de los límites del océano Pacífico que no se consideran parte de Oceanía, por ejemplo, islas situadas al este del océano Pacífico que son parte de América Latina. Asimismo, el término Pacífico tiene una connotación política: se ha argumentado que, desde una perspectiva política, el término Asia y el Pacífico legitima la implicación de Estados Unidos en la región.

Finalmente, consideramos esta región de Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático y Oceanía como un solo bloque regional. Es frecuente que l*s activistas de la región se organicen de acuerdo a este grupo regional. La proximidad geográfica de los países y las subregiones es otro de los motivos. También ha habido movimientos significativos de migración y dispersión de personas entre Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático y Oceanía que han favorecido la existencia de puntos en común en cuanto a cultura e idioma. Por último, desde una perspectiva de régimen de los derechos humanos, la región de Asia Oriental, Asia Meridional y Sudeste Asiático y Oceanía es la única en todo el mundo que no cuenta con un instrumento jurídico, tribunal u otro organismo regional para los derechos humanos. Esta ausencia de un régimen regional para los derechos humanos puede ser un motivo para que l*s activistas unan sus esfuerzos.

 3. La Carta del Primer Foro Feminista del Pacífico afirma: “[somos] Feministas de Oceanía. Tenemos los vínculos comunes de wansolwara (océano), vanua (tierra) y tua’a (ancestros)”. http://www.fwrm.org.fj/images///PFF//PFF-Charter-Final-2Dec2016.pdf

 4. La implicación de los Estados Unidos de América en la región (algunas de las islas reclamadas por Estados Unidos como territorios están situadas en el océano Pacífico) se utiliza para justificar la descripción de la zona como parte de Asia y el Pacífico. Para obtener más información, puede consultar Asia Pacific in World Politics, Derek McDougall, 2016, p. 6, https://www.rienner.com/uploads/5772df0a12b70.pdf

 

 

Europa, Asia Central y Asia Septentrional

Escrito por Sophia Sakhanberidze -Asociada de Programas para Europe, Central and North Asia. Puedes contactarla via europecentralnorthasia@mamacash.org 

La región de Europa, Asia Central y Asia Septentrional se extiende desde Irlanda hasta el extremo oriental más lejano de Rusia y forma parte de lo que se conoce como el continente de Eurasia. La frontera oriental de Europa está definida por los montes Urales de Rusia y comprende varios países de la Unión Europea, los países no miembros de la Unión Europea Islandia, Noruega y Suiza, y países de la península balcánica además de Bielorrusia, Ucrania, Moldavia y la parte occidental de Rusia hasta los montes Urales. 

Tras la Segunda Guerra Mundial, Europa se dividió en dos zonas principales: el bloque occidental, bajo la influencia de los Estados Unidos, y el bloque oriental, bajo la influencia de la Unión Soviética. Pese a que nunca antes hubo una división histórica o cultural clara entre Europa oriental y Europa occidental, el pasado reciente ha generado brechas en el ámbito político y socioeconómico, como, por ejemplo, grandes desigualdades sociales, escasa seguridad social y una acusada desintegración social y política (especialmente en los países del este de Europa), lo que ha acercado su experiencia política y socioeconómica a la de los antiguos estados soviéticos.

Se propone el nombre de Europa, Asia Central y Asia Septentrional a fin de sustituir el anterior nombre de Europa/CEI que Mama Cash utilizaba para la región. Este último era una combinación de dos referencias, una política y otra geográfica, ya que Europa definía un término geográfico mientras que CEI (Comunidad de Estados Independientes) definía la unión política de varios estados de la antigua Unión Soviética. La nueva denominación regional es más inclusiva, representativa y sensible a los movimientos locales de esta zona diversa y que el nombre de esta región se propone abarcar. Europa representa la Europa geográfica y una sección de la Federación de Rusia; Asia Central hace referencia a los países de Kirguistán, Kazajistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Tayikistán; y Asia Septentrional hace referencia a la parte de Rusia que está por encima de Mongolia y se extiende desde los montes Urales hasta la frontera más oriental de Rusia. 

Además de los países mencionados anteriormente, la región revisará y administrará grupos candidatos de Georgia, Armenia y Azerbaiyán. Aunque geográficamente estos países son parte de Asia Occidental, comparten una historia similar de lucha por la independencia y creación del movimiento feminista con las naciones de Europa, Asia Central y Asia Septentrional.

5. https://europa.eu/european-union/about-eu/countries_es

5. https://es.wikipedia.org/wiki/Europa_Occidental

7. Hankiss, Elemer (2011), The East-West Divide in Europe: Does it Exist? https://www.wiloncenter.org/publication/281-the-east-west-divide-europe-does-it-exist

8. Worldometers, “West Asia” http://www.worldometers.info/world-population/western-asia-population/

 

América Latina y el Caribe

Escrito por Tamara Pels Idrobo Tapia - Asociada de Programas para América Latina y el Caribe. Puedes contactarla via lac@mamacash.org.

América Latina se ha utilizado desde el siglo XIX para denominar a la región que se extiende desde México hasta el estrecho de Magallanes. En su libro “La idea de América Latina”, Walter Mignolo señala cómo la denominación de la región surge de la historia colonial del continente, cuyas consecuencias incluyen la devastación de los territorios y la cultura y las sociedades de los pueblos indígenas nativos. El adjetivo Latina hace referencia a los idiomas hablados por los colonos, y América es el nombre del territorio en honor al cartógrafo italiano Américo Vespucio.

Pese a la herencia colonial del nombre América Latina, los pueblos de este territorio ha trabajado en la reivindicar este nombre. Mignolo explica cómo los pueblos de la región han forjado una identidad en torno al nombre: “América Latina se volvió una reflexión crítica de la descolonización intelectual que se apartaba de sus cimientos imperiales”. El nombre de América Latina refleja los vínculos entre todos los países americanos situados al sur de los Estados Unidos y Canadá. El uso de América Latina subraya una historia socioeconómica similar de una región que comparte no solo el legado histórico del antiguo colonialismo, sino también de neocolonialismo y escalas parecidas de desarrollo económico. 

El Caribe es la región que consiste de islas rodeadas del mar Caribe situadas en gran medida sobre la placa del Caribe. Esto incluye a los países de Surinam y Guyana, los cuales, a pesar de estar situados parcialmente sobre la placa Sudamericana, se identifican como países del Caribe al estar rodeados por el mar Caribe. El nombre de la región procede del pueblo indígena de los caribes, que habitaban las islas. Las naciones del Caribe comparten experiencias de realidades históricas, geográficas y políticas, en especial por el hecho de que la mayoría de países europeos que los colonizaron posteriormente los integraron en sus respectivos imperios. 

Proponemos que esta región se considere un solo bloque por tres motivos. En primer lugar, la proximidad geográfica de los países ha dado como resultado culturas, sistemas políticos e historias comunes. En segundo lugar, la intención deliberada de las personas a través de toda esta región por establecer relaciones entre ellas y de renegociar sus identidades, discursos y prácticas distintivas, como por ejemplo, los movimientos feministas. Por último, una historia largamente compartida entre los países, un legado de explotación, colonialismo, racismo, desplazamiento y dispersión, una importante resistencia ante estas opresiones, y una celebración de sus culturas e identidades específicas. Con la propuesta de considerar esta región como un solo bloque, Mama Cash responde a la manera en la que los pueblos de esta región articulan sus ideas de justicia, dignidad y autodeterminación, y se esfuerza por comprender cómo puede mejorar el apoyo a su trabajo para que estas ideas se hagan realidad. 

9. Véase el libro de Walter Mignolo “La idea de América Latina”, páginas 68-69.

 10. Definición de neocolonialismo como “el uso de presiones económicas, políticas, culturales o de otro tipo para controlar o influir en otros países, especialmente antiguas dependencias”. 

 11. La placa del Caribe es una placa tectónica principalmente oceánica situada bajo la masa continental de América Central y el mar Caribe frente a la costa norte de América del Sur.

 12. Para obtener información sobre los movimientos feministas de América Latina y el Caribe, así como más datos históricos, visite: https://www.amherst.edu/system/files/media/1629/women%20soci%20mvt%20LA-%20Safa.pdf