3 de noviembre de 2020

Compartiendo Poder

Mama Cash será un donante con orientación participativa 

 

Mama Cash está feliz de anunciar que, a partir de nuestro próximo ciclo de concesión de subvenciones en 2021, se convertirá en donante con orientación participativa.

¿Qué significa eso, exactamente? Existen diferentes definiciones de concesión participativa de subvenciones, pero en Mama Cash eso significa que la toma de decisiones sobre las subvenciones pasará del personal de la organización a las comunidades que se intenta servir, específicamente, mujeres, niñas, personas trans e intersex que trabajan por crear un mundo más justo y feliz.

Nuestros valores en práctica

Es común ver a fundaciones y organizaciones sin fines de lucro trabajando por buenas causas, haciéndolo en nombre de las comunidades afectadas por un problema en particular, en lugar de consultarlas e involucrarlas en sus acciones. Y cuando los programas reflejan la idea que lxs donantes tienen en cuanto al problema o la solución, en lugar de la experiencia y las necesidades de lxs afectadxs, su abordaje real del problema es menos eficaz.

Además, tomar decisiones en cuanto a cómo apoyar a grupos marginalizados sin tener en cuenta su opinión significa que estamos manteniendo —en lugar de desafiando— las jerarquías de poder que posibilitan la desigualdad y la opresión. Por ejemplo, en los casos en que el apoyo financiero fluye principalmente del norte global al sur global, son los actores del norte global quienes deciden a dónde va el dinero y, frecuentemente, cómo se gasta.

La concesión participativa de subvenciones, en cambio, se centra en compartir el poder. Invierte el enfoque tradicional de la filantropía al reconocer a las comunidades que deseamos servir como expertas en sus propias realidades y a los movimientos feministas de manera más amplia. Hace mucho que trabajamos con el compromiso de forjar alianzas sólidas e inclusivas con quienes comparten nuestra visión, y de mantener nuestra transparencia en ese proceso. Convertirnos en donante con orientación participativa nos permitirá incorporar estos valores al mismo proceso de concesión de subvenciones al compartir el poder y la responsabilidad con los grupos a quienes se destinan las subvenciones.

Como resultado, esperamos que nuestras subvenciones estén más informadas por los movimientos feministas de todo el mundo y, en consecuencia, respondan mejor a sus necesidades reales. También creemos que, al unir a aplicantes y activistas, tendrán la oportunidad de establecer conexiones entre sí y aprender unxs de otrxs (y también sobre el proceso de concesión de subvenciones).

Desarrollo del modelo

Durante los últimos años —inspiradxs por el Fondo Paraguas Rojo, FRIDA | El Fondo de Jóvenes Feministas y otrxs donantes con orientación participativa—, hemos creado y probado programas de concesión participativa de subvenciones. El Fondo Spark, un programa a pequeña escala que lanzamos en 2018 para iniciativas feministas en los Países Bajos, toma decisiones en cuanto a subvenciones a través de un comité compuesto por activistas locales que van rotando. Más recientemente, creamos el Fondo solidario con, para y por nuestros fondos de mujeres afines. Llevamos adelante estas pruebas piloto con el objetivo de finalmente implementar un enfoque participativo en el resto de nuestras iniciativas de concesión de subvenciones, que son la mayoría.

La primera etapa de este proyecto se centró en la investigación para entender los diversos modelos que existen y determinar cuál es el mejor para Mama Cash. Investigamos y aprendimos de varixs donantes con orientación participativa. Hablamos con algunas partes interesadas de diversos lugares, con quienes nos vinculamos desde lugares distintos —grupxs co-partes, asesorxs y aliadxs—, y recibimos aportes y perspectivas valiosas. Nos planteamos internamente y de manera profunda qué oportunidades y desafíos conllevaría esta transición.  

Como resultado de nuestro proceso de diseño interno, desarrollamos un modelo de dos pasos para la concesión participativa de subvenciones de Mama Cash. En el primer paso, nuestrxs aplicantes van a compartir aportes y guías en cuanto a los problemas que priorizar. Luego, un comité que refleja las comunidades que deseamos servir (con integrantes seleccionadxs con la participación de nuestra red) tomará las decisiones finales sobre quienes serán nuestrxs nuevxs co-partes. Mama Cash continuará estableciendo los criterios de elegibilidad y el personal hará una selección previa de las solicitudes para garantizar que el comité comunitario solo revise grupos elegibles.

Estamos felices de haber desarrollado este modelo, que creemos que nos permitirá reunir aportes valiosos de las partes interesadas y también reflejará mejor los objetivos y las prioridades de los movimientos feministas a los que servimos. 

Próximos pasos

La fase final de este proyecto, actualmente en curso, es la planificación de su implementación. Estamos trabajando de cerca con los equipos internos de Mama Cash para crear y facilitar los nuevos procesos y procedimientos, y así convertir este modelo en una realidad; estamos en camino a lanzar este nuevo enfoque de concesión participativa de subvenciones a partir de 2021. 

Agradecemos profundamente a todxs lxs que compartieron sus perspectivas y aportes con nosotrxs durante el proceso, y también a nuestrxs donantes por su apoyo, el cual nos permite adaptarnos, cambiar y crecer como organización.

Convertirse en donante con orientación participativa es un proceso continuo de desarrollo y aprendizaje. En consecuencia, deseamos recibir aportes de nuestra comunidad en todas las etapas y también buscaremos oportunidades para compartir con ustedes lo que aprendemos del proceso. 

¡Manténganse al tanto!