8 de marzo de 2017

Más que una musa: Aireana

Aireana, fundado en febrero de 2003, es el primer (y por ahora el único) grupo de lesbianas organizado de Paraguay. El nombre proviene de una expresión en guaraní, un idioma indígena, que significa “Por favor, háganlo público”. Aireana defiende los derechos humanos y una mayor visibilidad social de las lesbianas y se opone a la discriminación que las lesbianas enfrentan en el contexto políticamente conservador de Paraguay. Trabajan desde una perspectiva feminista y que integra múltiples movimientos y combinan la defensa política en el ámbito nacional, regional e internacional con la producción de contenido cultural y mediático de cariz feminista destinado a proveer espacios seguros para las voces de las lesbianas y a desafiar los roles de género estereotípicos.

Una de las principales herramientas de su trabajo es el espacio cultural lesbiano-feminista “La Serafina”(1). “La Serafina”, creado por Aireana, funciona como un espacio de encuentro para llevar a cabo conversaciones, conferencias y debates, y como sede para conciertos, representaciones y narraciones de relatos. El espacio está designado para y por lesbianas, pero recibe con agrado a todas las personas que apoyen el proyecto y está destinado a servir como espacio para la relajación y las reuniones informales (cuenta con una cafetería y restaurante que abre los fines de semana) y, también, como espacio para la organización y la resistencia.

Aireana trabaja para crear una “cultura de cambio” y promover la cultura y las artes como un medio de expresión política: organizan “Viernes culturales” en “La Serafina”, que incluyen películas, exposiciones y conciertos, emitieron un programa de radio desde 2008 hasta 2014, crean diálogo y generan concienciación a través de debates, talleres y paneles, y organizan un festival de cine, el “Festival de Cine LesBiGayTrans”, que propició solicitudes para que las películas se exhibieran en otros eventos de toda la región.

Desde 2012, Aireana ha explorado el uso de la música en su trabajo con la creación de un grupo de “batucada” llamado “Tatucada”, palabra que significa tanto “el animal” como “la vulva” en guaraní. Su batucada es un subestilo de samba que utiliza distintos tipos de instrumentos de percusión (incluidos tambores, panderetas y tubos metálicos) para producir sonidos repetitivos y rítmicos. La particularidad del grupo de batucada de Aireana es que está totalmente compuesto por mujeres lesbianas y bisexuales (así como algunas “heteroflexibles”) y está articulado como un espacio para su integración, participación, visibilidad, presencia y articulación con otros movimientos sociales de Paraguay. El grupo de batucada de Aireana hizo su primera presentación en público durante la demostración del 8 de marzo de 2013 y más lesbianas se sumaron a los días de marcha por los derechos humanos en diciembre de ese año. Al participar en distintas marchas, por ejemplo la marcha del Día Internacional del Trabajo, l*s miembr*s declaran públicamente su orientación sexual y, al mismo tiempo, hacen la declaración de que las lesbianas pueden ser y son ciudadan*s activ*s. En palabras de Aireana, “la batucada tiene magia, ya que en momentos de tensión, nos libera… nos ofrece un espacio para practicar el activismo en otro escenario, en las calles, al aire libre y rodead*s de muchas personas, donde promovemos la visibilidad de las lesbianas generando aprendizaje e intercambio”.

Con esta mezcla de artes y producción cultural y defensa, Aireana es un ejemplo perfecto de cómo la fusión de las artes y el activismo puede resultar efectiva para iniciar el cambio. Al apoyar la expresión personal de las lesbianas en un entorno conservador y al desarticular los estereotipos sobre las lesbianas (haciendo que su discriminación se vea ridícula), buscan la transformación en todos los ámbitos, personales y públicos.

 

www.aireana.org.py